Foro de Periodistas de Ecuador

Siete papers que hablan de libertad de expresión y periodismo

2 193

¿Quién lo habría imaginado? Docentes de periodismo de universidades de Ecuador y Venezuela, dos de los países sudamericanos que han recibido llamados de atención permanentes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la situación de la libertad de expresión, aceptaron el llamado para investigar sobre la vigencia de ese derecho desde las voces de los periodistas.

La invitación fue hecha en enero de 2017 por el Foro de Periodistas de Ecuador (FOPE), en el marco del proyecto “Impulso a la investigación académica en temas de periodismo y libertad de expresión por parte de profesores universitarios de periodismo” que se desarrolló en tres capacitaciones y acompañamiento académico a los profesores universitarios para la elaboración de artículos científicos cortos o papers.

Luego de nueve meses de comunicación personal y en línea, de los temas propuestos se hicieron investigaciones que abordan seis aspectos alrededor del derecho a la libertad de expresión: su vigencia en los procesos electorales, los efectos de la aplicación de leyes en la censura y autocensura en los medios, el control a contenidos en Internet, el impacto del marco normativo legal de Ecuador y Venezuela en el ejercicio periodístico, las modificaciones en las prácticas periodísticas de los medios locales frente a un escenario de información oficial limitada y los alcances y los límites de la libertad de expresión en las caricaturas.

Sus autores quienes en su mayoría son docentes y periodistas en ejercicio, investigadores de redes internacionales y hasta un premiado con el premio Pulitzer por la investigación colaborativa Panama paers, presentan los resultados de sus trabajos de investigación, aportando así de la mano del FOPE a la producción de conocimiento sobre periodismo en Ecuador y Venezuela.


Los autores de los papers

Tania Orbe, Universidad San Francisco de Quito / @taniaorbe

En su investigación “El fact-checking electoral en el Ecuador”, sostiene que el discurso público se ha caracterizado siempre por faltar a la verdad, sobretodo en tiempos electorales. Durante las campañas políticas, los candidatos aspirantes al poder hacen promesas e intentan convencer a la ciudadanía de que son la mejor opción. Para ello, contradicen a sus oponentes o los desacreditan. La nueva era digital no solo amplía las posibilidades de acceso a bases de datos oficiales, no oficiales e independientes, también plantea problemáticas como la sobreproducción de información. Las redes sociales están saturadas de contenidos noticiosos o virales, cuyos orígenes desconocemos o no son confiables. Ante esta realidad, la verificación de datos o fact-checking surge como una práctica que posibilita comprobar si la información o los datos proporcionados por figuras públicas son verdaderos. El objetivo del fact-checking es, además de determinar la veracidad o falsedad de los contenidos, orientar al público en la toma de decisiones durante el ejercicio de su derecho a participar en la construcción de una sociedad democrática.

En Ecuador, el fact-checking es una tendencia que cobró fuerza recientemente, a partir de las elecciones presidenciales del pasado febrero de 2017. Como una iniciativa de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) nació el portal web Ecuador Chequea.

Puesto que esta práctica es nueva en el país, este artículo investigativo se focaliza en determinar cuál es la pertinencia de la verificación de datos en el sistema democrático ecuatoriano y la factibilidad de realizarlo en los medios de comunicación nacionales.


Xavier Reyes, Universidad Politécnica Salesiana / @xavivire

El punto de partida de su trabajo “Autocensura y ley orgánica de comunicación en el Ecuador” es la idea de que la autocensura no es una novedad; sin embargo, es una “mala palabra” que pocos aceptan, especialmente, en las democracias liberales donde se la reconoce más como una excepción que como una regla. A pesar de ello, en la práctica periodística está presente en el día a día como un mecanismo de protección ante el miedo, de sobrevivencia y de complicidad frente a las tesis del poder.

A partir de la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación, en un contexto de centralización y concentración del poder político y de una arremetida legal e institucionalizada en contra de la prensa, la autocensura cobró nuevas dimensiones. A pesar de las resistencias propias del quehacer periodístico crítico, el sometimiento, la disciplina y la aceptación se conjugaron y debilitaron uno de los pilares de un sistema democrático, las libertades de expresión y de prensa.

Desde el Estado, léase gobierno central, el articulado y el entramado de organismos condicionados por su ambigüedad y por el oficialismo se convirtieron en herramientas de “normalización” funcional de la producción de información periodística. La autocensura frente al poder político, que se conocía como una excepción, se hizo regla. Los parámetros establecidos por la Ley para el flujo de información más la discrecionalidad en su aplicación obligaron a los medios no solo al silencio sobre ciertos temas, sino a aceptar la imposición de contenidos desde el poder centralizado en Carondelet, so pena de sanciones administrativas y económicas para los medios de comunicación.

En su investigación se hace una evaluación cuantitativa y cualitativa de las resoluciones de la Superintendencia de Comunicación (Supercom) en los primeros tres años de aplicación de la Ley (2013-2016), así como de las alertas y observaciones sobre la autocensura realizadas por Fundamedios, organización de la sociedad civil ecuatoriana, y por la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


Jenny Proaño, especialista en comunicación política y periodismo digital

En una actualización a su trabajo previo “El anonimato en redes sociales: influencia en los contenidos y control a los medios de comunicación”, la autora habla de la regulación y control de contenidos en los medios de comunicación. Aplica la teoría de Richard Sennett de El declive el hombre público (2011) en una sociedad moderna, en la que las redes sociales imposibilitan establecer un límite entre lo que es privado y lo se hace público, y, a su vez, de lo que se hace público, pero se desea mantener en privado a través del anonimato. Analiza, además, las subjetividades en Internet con los conceptos de Paula Sibilia en su libro La intimidad como espectáculo (2008).  Para este análisis, estudió un caso de sanción de un organismo de regulación de la información en Ecuador a partir de la publicación anónima de un video.

La Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), organismo ecuatoriano regulador creado en 2013, sancionó en 2014 al diario guayaquileño El Universo y al caricaturista Xavier Bonilla (Bonil) por una viñeta del asambleísta del oficialismo, Agustín Delgado. La caricatura se basó en la publicación de un video del legislador leyendo con dificultad un texto. El video fue subido a YouTube y su viralidad se registrada de inmediato por sitios webs de medios nacionales.

El anonimato en redes sociales es un derecho que se debate en la actualidad por su poder implícito en influir en la opinión pública. La acción de un usuario anónimo originó a la aplicación de la Ley de Comunicación (LOC), aprobada en 2013 y que regula los contenidos discriminatorios.

La metodología que se usó en este trabajo fue el análisis de contenido de las noticias (del 5 de agosto de 2014 al 16 de febrero de 2015) sobre este tema en las páginas web de los diarios privados El Universo y El Comercio; y de los públicos El Telégrafo y El Ciudadano. Se estudió la cobertura periodística de estos portales y la posición de los medios con respecto a este caso en particular.


Liseth Estévez, Universidad San Francisco de Quito / @LisEstevez

El título de su trabajo es “Nuevas formas de censura a portales nativos digitales críticos al oficialismo. El copyright y el caso de 4Pelagatos”, en el que se señala que la polarización en Ecuador, especialmente si se analiza el discurso mediático del oficialismo, centra la balanza entre lo bueno y lo malo. Lo bueno es lo relacionado con el régimen mientras que lo malo es lo que hace oposición. Asimismo, los reaccionarios aseguran que lo malévolo o lo perverso viene del poder, y lo humilde y lo democrático viene de las minorías disidentes. En ese contexto, la pugna entre el poder ejecutivo del ex presidente Correa y la prensa influyó en la creación de portales nativos digitales que escapan de la restricción de la Ley Orgánica de Comunicación; pero no logran huir de la censura ejercida por la Secretaría de Comunicación. Este artículo  hace un paneo general al contexto de esa lucha y se acerca al caso de la demanda de copyright por parte de la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) para dar de baja contenidos del portal 4Pelagatos. Esto ayudará a determinar la lesión a la libertad de expresión en el Internet en el Ecuador. Asimismo, determina la política periodística alrededor del rigor informativo y el periodismo ciudadano.


Pablo Lomas, Universidad Técnica de Cotopaxi /  @pabloesteban1

En su investigación “Prácticas periodísticas en los medios de comunicación y libertad de expresión: Transformaciones en los medios locales de Latacunga y Ambato en la sierra central del Ecuador”, el autor plantea que no solo las tecnologías de la informática y las comunicaciones han transformado la función social de los medios de comunicación y, en consecuencia, al periodismo. En Ecuador, el Gobierno de la Revolución Ciudadana enfrentó de manera directa a los medios, restringiendo el acceso a la información oficial, configurando un escenario hostil para la cobertura periodística libre. En consecuencia, los medios de comunicación locales han modificado sus prácticas, con la finalidad de resistir en el escenario descrito y proponer discursos significativos hacia sus audiencias.

El propósito de su investigación es determinar qué nuevos procedimientos de cobertura periodística configuran avances o retrocesos a la libertad de expresión de las audiencias y a la libertad de prensa de los comunicadores sociales de las mencionadas ciudades.


Luisa Torrealba, Universidad Central de Venezuela / @torrealbamesa

Su investigación “Limitaciones al derecho a la libertad de expresión, derivadas de la Ley Orgánica de Comunicación (Ecuador) y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Venezuela)” es un trabajo cualitativo comparativo que plantea como punto de arranque que la aplicación de la Ley Orgánica de Comunicación (Ecuador) y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Venezuela) ha impactado negativamente en el ejercicio de la libertad de expresión en Ecuador y Venezuela, toda vez que ha violado las garantías de los ciudadanos, contempladas en el derecho internacional, a expresar libremente críticas, ideas y opiniones.

La autora se planteó como problema la necesidad de determinar cuál ha sido el impacto de la Ley de Comunicación (Ecuador) y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Venezuela), en el ejercicio de la libertad de expresión, en los países de origen de ambas normativas. La comparación incluyó seis casos emblemáticos (tres de Ecuador y tres de Venezuela).

Se analizaron los efectos de los artículos 24, 25 y 36 de la Ley Orgánica de Comunicación referidos al ejercicio del derecho a réplica; a la prohibición de que los medios tomen “posición institucional sobre la inocencia o culpabilidad” de personas involucradas en investigaciones legales o judiciales; y al concepto “linchamiento mediático”, que prohíbe la difusión de contenidos que puedan “desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública”, respectivamente. Se examinaron también las consecuencias que tuvo para la libertad de expresión la aplicación del artículo 27 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos  de Venezuela, que incluye la prohibición de contenidos que: “fomenten zozobra en la ciudadanía o alteren el orden público”, entre otras prohibiciones (Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, 2011, s/p).

La obligación de presentar una disculpa pública, aplicada a Teleamazonas, fundamentada en el concepto linchamiento mediático, creó un precedente negativo que podría generar nuevas acciones orientadas a censurar la crítica. La multa contra el diario El Universo, por la difusión de una caricatura constituyó forma de presión indirecta para generar censura o autocensura. En el caso del programa presidencial Enlace Ciudadano, la decisión de la SUPERCOM vulneró el derecho a la réplica, consagrado tanto en el artículo 66 de la Constitución de Ecuador y 24 de la ley Orgánica de Comunicación y protegió al ex presidente ecuatoriano, en detrimento de un ciudadano que se sintió afectado por contenidos difundidos por Rafael Correa en ese espacio televisivo.

En Venezuela, la prohibición de contenidos que generen “zozobra”, establecida en el artículo 27 de la Ley Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, el cual no está incluido en las limitaciones a la libertad de expresión en los instrumentos internacionales de derechos humanos, derivó en medidas de censura que se concretaron con la salida del aire de las cadenas televisivas NTN 24 y CNN y con la decisión de Globovisión, de retirar de su programación el programa informativo “Caso de Investigación”, por el cual la Conatel inició una investigación contra el canal.

Con el análisis de estas restricciones se confirmó que la Ley Orgánica de de Comunicación (Ecuador) y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Venezuela) han limitado el ejercicio del derecho de la libertad de expresión en sus respectivos países. La presencia conceptos ambiguos, en ambas legislaciones, como el de “linchamiento mediático” en la Ley Orgánica de Comunicación y la prohibición de contenidos que “generen zozobra”, en la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, demostraron contradicciones, entre estas normativas y las constituciones nacionales de Ecuador y Venezuela, que resultaron desfavorables para el derecho y propiciaron la censura.


Juan Camilo Molina, Universidad Tecnológica Equinoccial / @camilomolinab

Fernanda Cevallos, periodista de Teleamazonas / @fercevallos8

En su trabajo “La imagen como pre-texto y su regulación: entre la normativa y la libertad de expresión. El caso de la caricatura de Bonil y la aplicación de la Ley Orgánica de Comunicación”, los autores plantean que el derecho a la libertad de expresión contempla principalmente la posibilidad personal y colectiva de expresar pensamientos y opiniones sin restricciones ni censura previa, y la lucha por su defensa y respeto en todas las latitudes sigue latente.

Una de las arenas donde con mayor ahínco y frecuencia surge el debate sobre leste derecho es la de los medios de comunicación, en su interrelación con la libertad de información y de opinión, así como dentro del parámetro deontológico de la posibilidad de una interpretación de los hechos ligada a la verdad.

En Ecuador, con su tradición libertaria, actualmente se discute sobre los alcances y límites de la libertad de expresión a partir de la promulgación de la Ley Orgánica de Comunicación (2013), con los acentos en las posturas que la ven como una referencia para demarcar abusos hasta las que la denuestan por su énfasis en el control de los contenidos de los medios de comunicación.

En medio de esta temática, los autores indagan sobre las tensiones de la libertad de expresión en un caso específico, que por sí mismo complejiza la reflexión: hasta qué punto se puede hablar de alcances y límites en la libertad de expresión en la caricatura.

Para esto, se aborda el trabajo del caricaturista ecuatoriano Xavier Bonilla (Bonil). Este caso adquiere relevancia porque se trata del primer dibujante en ser sancionado de forma administrativa por la Superintendencia de la Información y la Comunicación (Supercom)  aplicando los principios de la LOC.

La punición se dio principalmente por una caricatura publicada el 28 de diciembre del 2013 en el diario El Universo, y hace referencia al allanamiento a la casa de Fernando Villavicencio, ex sindicalista y asesor del asambleísta Kléver Jiménez. Su viñeta, acompañada por una leyenda que dice: “Policía y Fiscalía allanan la casa de Fernando Villavicencio y se llevan documentos con denuncias de corrupción”, causó la reacción del Presidente Rafael Correa, quien en su enlace ciudadano 355 el sábado 4 de enero del 2014 arremetió contra el caricaturista y advirtió que solicitaría la ley. Por estas circunstancias, este caso se convirtió en un tema de interés público con gran polémica debido a los términos de acusación como la provocación de agitación social y tergiversación de la información.

El interés es la revisión de los hechos y la caricatura para establecer elementos de crítica acerca de sus contenidos, las posturas establecidas y la sentencia jurídica. De manera detallada se acerca a los distintos niveles que esto implica, se apela al Análisis Crítico Multimodal (ACDM) que permitirá estudiar a la caricatura como un solo discurso desde distintos niveles.

Más allá de la pretensión por concluir el tema, se deja abierto el debate sobre si la libertad de expresión en los medios de comunicación no debería estar sujeta a normas establecidas; cuáles son las posibilidades de auto comprensión en el ejercicio periodístico, especialmente de la caricatura; hasta qué punto existen orientaciones, impulsos y límites los principios universales; y cómo se desarrollan en las normas de cada país.

2 Comentarios
  1. Adelfo Solarte dice

    Saludos amigos del Foro de Periodistas del Ecuador. ¿Existe un enlace para acceder a los siete papers de los colegas? Estaría muy agradecido de revisar dichas investigaciones. Soy profesor de la Escuela de Medios Audiovisuales de la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida Venezuela, y considero fundamental que los estudiantes tengan contacto con estos documentos basados en investigaciones. Por otro lado coordino una organización llamada Comunicadores por la Gestión del Riesgo. Gracias.

    1. Pamela Cruz dice

      Hola Adelfo. Gracias por tu interés en estos trabajos académicos. La difusión de los papers será el próximo mes. Te compartiremos el enlace.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.