Foro de Periodistas de Ecuador

Ecuador Chequea cumple un año revelando mentiras políticas

0 92

Desirée Yépez, especial para el FOPE

El objetivo de Ecuador Chequea es aportar en mayor o menor medida -en algo- a que usted (quien lee esto) no se deje seducir por engaños, por verdades a medias, que no coma cuento, como se dice vulgarmente… La razón: gracias al poder de Internet, los medios digitales y las redes sociales, la mentira se ‘convierte’ en certeza en segundos.

En ese contexto, Ecuador demandaba un proyecto serio de verificación que trabaje de manera objetiva. Así nace, en octubre de 2016, el primer portal dedicado 24/7, tiempo completo, al chequeo de datos. Tras su éxito en la campaña electoral de 2016-2017, cotejando el discurso de los candidatos a la Presidencia de la República, se volvió necesario dar sostenibilidad a esta iniciativa de Fundamedios. Un año después, los desafíos aumentan.

Si usted (quien lee esto) desconoce nuestro trabajo, puede revisar ecuadorchequea.com. El sitio se actualiza diariamente. Si tiene poco tiempo, en nuestra cuenta de Facebook (donde ya somos una comunidad de más de 8.000 personas) o la de Twitter (que suma casi 3000 seguidores) encontrará un resumen de contenidos. Pero de todos modos, es preciso saber que el ‘fact checking’ se apega al concepto de periodismo de investigación. Sin embargo, en estricto sentido, no debiera entenderse como un género periodístico, ya que se sostiene en el principio básico de la contrastación de fuentes..

¿En qué se diferencia del periodismo ‘cotidiano’? En que el chequeo de información se construye a partir de bases de datos, estudios, números, estadísticas que permiten valorar las frases que se revisan; así se cumple con el propósito de detectar errores, imprecisiones y/o mentiras que pronuncian los políticos, autoridades o funcionarios.

Captura del sitio Ecuador Chequea

Las verificaciones

En estos primeros 12 meses en línea, Ecuador Chequea ha presentado alrededor de 300 verificaciones, además de informes o análisis especiales. Rafael Correa, Lenín Moreno, Jorge Glas, José Serrano, Jaime Nebot, Mauricio Rodas son algunos de los personajes sometidos a la lupa. También se revisó minuciosamente las asignaciones de los recursos al proceso de reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, tras el terremoto de abril de 2016; así como los ‘pormenores’ detrás del retorno de Abdalá Bucaram: el abanico es enorme, las posibilidades infinitas.

De hecho, este 2017 el Knight Center de Texas incluyó al portalentre las iniciativas de verificación más interesantes de la región, junto a pioneras del ‘fact checking’ como Chequeado, de Argentina; Ojo Público, de Perú; El Sabueso, de México; o El Polígrafo, de Chile…

El chequeo informativo resalta en el ejercicio periodístico porque valora, categoriza, las frases que los ‘poderosos’ pronuncian. Esto no ocurre en el periodismo común, las afirmaciones no se catalogan de acuerdo al nivel de acertividad. En Ecuador Chequea se manejan cuatro criterios de calificación: Cierto; Sí, pero; Falso; e insostenible.

El periodismo de datos también propone un nuevo “pacto de lectura”: los autores y las firmas tienen menos peso y las cifras cobran mayor relevancia y protagonismo. Desde su creación, varios periodistas han aportado en la consolidación del portal y su línea editorial: Iván Flores, Irene Larraz, Sandra De La Cadena, Gabriel Nárvaez y Asper Abdo. Su aporte ha sido evidenciar la necesidad de precisión y rigor mayores en el momento de ‘combatir’ a los generadores de mentiras que desinforman a los consumidores de noticias.

Otras plataformas

En esta nueva etapa, la meta es buscar a los oyentes de radio en sus emisoras preferidas (AM y FM), alcanzar a los tradicionales lectores del diario en papel en productos impresos y conquistar a los televidentes. Los formatos cambian, el contenido se mantiene. Ecuador Chequea no se piensa exclusivamente como un sitio, sino como un productor de contenido. Genera información que luego puede ser consumida de diferentes maneras, en distintos lugares, por distintos tipos de público.

Si se quiere hacer ‘fact checking’ es importante capacitarse para realizar búsquedas profundas, hurgar en bases de datos, determinar confiabilidad de  fuentes… pero, si se entiende que este debiera el sostén del oficio, todo periodista puede ser un ‘fact checker‘.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.